UFO/OVNIS,Ciencia, Historia, Enigmas, Misterios, Noticias,Conspiraciones, NWO, Un viaje al otro lado, un viaje a lo desconocido. UN VIAJE A OTROS MUNDOS, OTRAS DIMENSIONES

Translate

¿Quiénes son los Vampiros Energéticos?



¡No hay duda de que realmente existen y que el mundo está repleto de ellos! Si ya se ha cruzado con alguno y luego se ha sentido muy débil, es hora de SABER cómo puede defenderse.

Todos conocemos al arquetípico personaje que se alimentaba de sangre hasta saciar su hambre de vida y que, además, pretendía poseer el alma de sus víctimas: Drácula, el rey de los vampiros. Por suerte, este ser es de ficción y nunca ha existido, aunque en cierta forma, nos ha dejado su legado a través de los “vampiros energéticos”.

¿QUIENES SON?

En la actualidad, podríamos llamar “vampiros energéticos” a cualquier persona con la capacidad de absorber la fuerza vital del campo vibracional de sus semejantes. Estos seres “chupadores de energía ajena” son personas negativas, oscuras y envidiosas. Gente que menosprecia las cualidades de su prójimo y que pretende dañar su felicidad, sólo para satisfacer su saciedad de maldad y abastecerse con su energía, a la que luego usará con propósitos negativos.

En otros casos, los vampiros energéticos son personas que quitan la energía simplemente para abastecer la suya. Es decir, no tienen la intención maligna de hacer daño a otros, sino que, inconscientemente, toman la vitalidad ajena para fortalecer la propia.

¿CÓMO SE LOS RECONOCE?

En general, se trata de personas inseguras y vulnerables que se esconden bajo la fachada de un estilo autosuficiente. Son rápidos a la hora de emitir juicios sobre la gente que los rodea, están totalmente centrados en ellos mismos y tratan a los demás de forma despectiva. Para simplificar, digamos que frases como “No hagas leña del árbol caído” no tienen ningún sentido para estos seres, ya que ellos gozan maltratando a los demás.

Sin embargo, no olvidemos que operan desde una posición débil y no de poder, ya que todo mal resulta intrínsecamente negativo y, tarde o temprano, termina agrediendo a la misma persona que se dedica a enviarlo a otros.

LOS SÍNTOMAS DE UN ATAQUE

Si después de entablar una relación o de charlar con alguien, usted se queda con la impresión de que le han “vaciado” parte de su campo energético y que lo han desprovisto de su fuerza psíquica, es que ha tenido contacto con un vampiro energético. Un ejemplo concreto y cotidiano es cuando nos encontramos frente a alguien que nos encara y nos pregunta con cierto placer venenoso en su mirada: “¿Estás bien, tenés muy mala cara?”.

Ante este comentario, lo más probable es que seamos nosotros quienes reaccionemos con extrema inseguridad y que toda la energía positiva que teníamos se desvanezca en un instante, para manifestarse luego a nivel físico o psíquico en forma de enfermedad, malestar o decaimiento general. Es, entonces, cuando el vampiro psíquico puede considerarse un triunfador, ya que ha logrado sembrar la desorientación y, es nuestra propia fisura emocional lo que le ha permitido lograr su objetivo. Es decir, desde ese momento, somos nosotros mismos quienes generamos nuestro propio malestar.

ANTÍDOTOS CONTRA LA DEBILIDAD

Como ya sabemos, un vampiro jamás puede acceder a un hogar, a menos que uno lo invite a entrar. En el caso de los vampiros energéticos sucede lo mismo. Por lo tanto, lo primero que hemos de tener en claro es que nada ni nadie tiene el poder de hacernos daño psíquico, a menos que nosotros se lo permitamos al bajar nuestras defensas.

Por tal razón, el mecanismo protector fundamental con el que contamos ante estas situaciones de ataque energético, es procurarnos a nosotros mismos impresiones positivas que nos fortalezcan energéticamente. Otra forma de actuar cuando nos están “chupando” la energía, es concentrarnos y pedir ayuda a una fuerza superior, por ejemplo, solicitando a Dios que ayude al atacante psíquico llenándolo de amor. De esta forma, la energía empezará a fluir a través nuestro y lograremos neutralizarlo.

OTRAS FORMAS DE DEFENSA
El hinojo tiene propiedades curativas muy amplias. En el caso de este mal, se lo utiliza para baños de purificación una vez que la persona ha sido atacada energéticamente. Ponga en un recipiente, agua hasta la mitad, un puñado de sal gruesa y varios trozos de hinojo. Hiérvalos y deje reposar. Cuando el preparado esté ya tibio, arrójelo a la bañadera, que anteriormente habrá llenado con agua y, luego, tome un baño de inmersión.
El carbón vegetal tiene la propiedad de absorber impurezas en el hogar. Coloque tres carbones en un plato, con tres cucharadas de sal marina. A continuación, ponga el plato debajo de su cama durante siete días. Pasado ese tiempo, tire todo en un afluente de agua que corra.

Así, la mala energía que pudo haber quedado en su casa se irá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...