Páginas

UFO/OVNIS,Ciencia, Historia, Enigmas, Misterios, Noticias,Conspiraciones, NWO, Un viaje al otro lado, un viaje a lo desconocido. UN VIAJE A OTROS MUNDOS, OTRAS DIMENSIONES

Translate

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 19 de junio de 2018

Alarma Científica: Se Registran “Terremotos Lentos” Bajo la Falla de San Andrés 19/06/2018


La falla de San Andrés ha dado mucho de que pensar últimamente, pues un estudio que realizaron los geofísicos en la Universidad Estatal de Arizona ha arrojado nuevos datos que indican que, no tiene el comportamiento que se pensaba. Pues ha registrado un cambio de actividad lo que indica que, podría causar grandes terremotos en las ciudades que se encuentran a su alrededor.

La sección central de la famosa falla de San Andrés en California se caracteriza por un movimiento progresivo suave y constante, que libera energía con seguridad y ha reducido las posibilidades de un gran terremoto en las últimas décadas. Al menos, eso es lo que los geólogos siempre han considerado cierto. Sin embargo, un estudio publicado en la revista Nature Geoscience ha demostrado que el movimiento de las placas a lo largo de esta sección central no ha sido tan suave y constante como se pensaba anteriormente.




Investigadores de la Universidad Estatal de Arizona (ASU) descubrieron que en lugar de un movimiento suave y constante, la falla está marcada por pequeños movimientos de “deslizamiento”, a veces denominados “terremotos lentos”, que liberan energía durante un período de horas a meses, en lugar de segundos a minutos, como un terremoto típico. Estos lentos terremotos a menudo pasan completamente desapercibidos para las personas, sin embargo, tienen el potencial de desencadenar terremotos más grandes y destructivos de acuerdo con los investigadores.

“Lo que parecía ser un avance constante y estable fue en realidad episodios de aceleración y desaceleración a lo largo de la falla”, dijo Mustafa Khoshmanesh, asistente de investigación graduada de la Escuela de Exploración de la Tierra y el Espacio (ASU) y autor principal del estudio. declaración.

Los investigadores encontraron que el movimiento en la falla de San Andrés tendía a ocurrir cada año, o cada dos años, y por lo general duraba varios meses antes de detenerse por completo. El movimiento promedio fue de aproximadamente una pulgada al año, pero a veces esta cifra saltó hasta cuatro pulgadas.

“Estos terremotos lentos y episódicos conducen a un mayor estrés en los segmentos bloqueados de la falla al norte y al sur de la sección central”, dijo en el comunicado Manoochehr Shirzaei, profesor asistente y coautor del artículo. Tanto las secciones del norte como del sur han visto terremotos grandes y destructivos en el pasado, pero la sección central se ha mantenido mayormente tranquila.

Por ejemplo, las secciones al norte y al sur fueron responsables de dos fuertes terremotos de magnitud 7,9 en 1857 (Fort Tejon) y 1906 (San Francisco). Este último evento fue uno de los peores desastres naturales en la historia de los Estados Unidos, causando la muerte de hasta 3.000 personas y la destrucción de más del 80% de la ciudad de San Francisco.

Para hacer sus hallazgos, los científicos utilizaron datos de radar recopilados entre los años 2003 y 2010, lo que les permitió rastrear los movimientos en el suelo de un mes a otro. Esta información se combinó con registros de actividad sísmica para crear un modelo matemático que permitiera a los investigadores aprender más sobre los procesos detrás de terremotos lentos y cómo se relacionan con temblores más grandes en el área circundante.

Los nuevos hallazgos son significativos porque revelan un nuevo tipo de movimiento de la falla de San Andrés y un mecanismo de disparo para terremotos que no se han tenido en cuenta en los modelos de riesgo de terremoto de California.

“Con base en nuestras observaciones, creemos que el riesgo sísmico en California es algo que varía con el tiempo y es probablemente más alto de lo que la gente ha pensado hasta ahora”, dijo Shirzaei. Añade que “las estimaciones precisas de este riesgo variable son esenciales para incluir en los sistemas operacionales de previsión de terremotos “.

Esta nueva información podría influir en los modelos actuales que sugieren que hay un 75% de posibilidades de que ocurra un terremoto de magnitud 7 o mayor en el norte y el sur de California en los próximos años. Para los expertos ahora es fundamental que las autoridades se tomen en serio la puesta en marcha de un sistema de alerta temprana de terremotos.. 



Lo mas alarmante es que en las últimas horas se han registrado mas de 6 sismos sobre la falla de San Andrés desde el golfo de California hasta en California estados unidos

El primer sismo fue de Magnitud 3.9

Profundidad 35 kilómetros . En el golfo de California México

El segundo sismo fue en el golfo de California

Magnitud 2.6

Profundidad 16 kilómetros

El tercero fue en California

Magnitud 3.6

Profundidad 16 kilómetros

El cuarto fue en el golfo de California

Magnitud 4.5

Profundidad 4 kilómetros

El quinto fue en baja California México

Magnitud 3.5

Profundidad 4 kilómetros

El sexto en California estados unidos

Magnitud 3.6

Profundidad 3 kilómetros


Fuentes:








Némesis y Sus Planetas Cada Día Mas Cerca. Junio 2018


Se puede ver allí, el sol está a la izquierda.  ¿Puedes ver el pequeño punto negro... que es Mercurio?  Ahora puedes preguntarte qué es esa gran cosa redonda a la derecha de nuestro sol. Ese es nuestro segundo sol.  No sé si sabías que teníamos un segundo sol, pero aquí está. 





LLUVIA DE MARISCOS: ¿Por qué en China Caen del Cielo Pulpos, Langostas y Estrellas de Mar?


Ocurrió hace unos días, durante una gran tormenta sobre la ciudad china de Qingda. Tal y como reportaron los medios y muchos curiosos a través de las imágenes que han circulado en la red, una gran cantidad de criaturas marinas comenzaron “a caer del cielo”. ¿A qué se debía este fenómeno?

Lo cierto es que existen documentos de este curioso fenómeno climático desde hace siglos. De hecho, hay informes de miles de peces, ranas y otros animales cayendo “de la nada” desde el Imperio romano.

En el caso de la ciudad costera de Qing, llovieron pulpos, estrellas de mar, langostas… todos animales que estaban ofreciendo una pista “marina” del origen del fenómeno. Ocurrió cuando un tornado barrió la ciudad, los residentes se sorprendieron al ver a las criaturas caer del cielo. Para muchos, las impactantes fotos, que desde entonces se han vuelto virales en las redes sociales chinas son falsas, pero son muy reales.

La lluvia de animales (o lluvia de mariscos) es un fenómeno conocido por la ciencia. En el caso de las criaturas marinas, la mayoría de los meteorólogos y científicos hablan de una primera causa principal: las trombas marinas. Se trata de un embudo que contiene un intenso vórtice o torbellino que ocurre sobre un cuerpo de agua, normalmente conectado a una nube cumuliforme.

Son más comunes en los océanos tropicales, pero se han visto en todo el mundo y pueden formarse sobre el agua incluso cuando las condiciones están relativamente tranquilas. En realidad, todo lo que se necesita es el suficiente calor y humedad para que las nubes se condensen y toquen.

Las trombas marinas que se forman con buen tiempo tienden a ser pequeñas, débiles y de corta duración. Sin embargo, se forman cuando los tornados terrestres se mueven hacia el mar, algo que probablemente ocurrió en Qing.

Además, se sabe que los tornados regulares son capaces de arrastrar escombros livianos (como el papel) hasta 320 kilómetros, y objetos más pesados ​​como el metal hasta 80 kilómetros. Por tanto, aunque las trombas marinas no son tan fuertes, la idea de que pueden absorber animales y transportarlos a cierta distancia hasta una nueva ubicación, tiene sentido.

Así que ahí tenemos la explicación. De hecho, el particular tornado marino que fue responsable de la lluvia de pulpo en la ciudad china tuvo vientos huracanados de récord que se registraron en un nivel 12 en la escala de Beaufort. Gizmodo

¿Cuántos Tripulantes se Necesitan Para Un Viaje de 6.300 años al Exoplaneta Próxima B?


Se trata de una misión multigeneracional que tiene en cuenta varios factores riesgo y se basa en las capacidades de la tecnología moderna.

Para un vuelo espacial exitoso a Próxima b, el exoplaneta más cercano al sistema solar que potencialmente puede albergar vida, es necesaria una tripulación de al menos 98 personas que tendrán que vivir, dar a luz y morir en un viaje multigeneracional de varios milenios, revela un nuevo estudio elaborado por científicos de la Universidad de Estrasburgo (Francia).

Próxima b se encuentra a 4,22 años luz de distancia de la Tierra, lo que lo convierte en un exoplaneta atractivo para futuras misiones interestelares.

Para calcular el número mínimo de miembros de la tripulación, los científicos franceses realizaron una simulación por computadora, basada en varios principios de ingeniería social. Utilizaron el código HERITAGE del algoritmo de Monte Carlo, que se usa para modelar procesos aleatorios. La simulación tuvo en cuenta las muertes accidentales y naturales de los participantes de la expedición, la posible infertilidad y las probabilidades de que las mujeres queden embarazadas.

Resultó que al menos 49 hombres y 49 mujeres se necesitan para colonizar Próxima b. Este número de tripulantes permitiría que la misión no solo sobreviviría, sino también produciría descendencia sana, al eliminar completamente el incesto (excepto en las primeras etapas de vuelo). Los científicos incluso tomaron en cuenta la posibilidad de que la misión se viera agitada por una epidemia en los primeros 2.500 años tras su lanzamiento, que llevaría a la muerte de muchos miembros de la expedición.

¿Cuánto duraría el vuelo?

Los científicos Frederic Marin y Camille Beluffi determinaron la duración de la misión basándose en las capacidades de la tecnología actual. Así, los cálculos se derivaron de las características de la sonda solar Parker Solar Probe proyectada por la NASA para orbitar el Sol, cuyo lanzamiento está previsto para el verano de este año. Se estima que Parker Solar Probe pueda alcanzar una velocidad de 724.000 km/h, que es aproximadamente un 0,067% de la velocidad de la luz.

Si la nave espacial de la primera tripulación que vuele a Próxima b tuviera la misma velocidad, llegaría al planeta en 6.300 años.

Actualmente los astrónomos discuten si Próxima b es apto para albergar vida. Cabe mencionar que la enana roja Próxima Centauri, a la que orbita el exoplaneta, con demasiada frecuencia produce poderosas llamaradas, por lo que la radiación podría provocar la muerte de organismos vivos en Próxima b. Para sobrevivir a tales eventos espaciales, el exoplaneta debería tener un campo magnético tan poderoso como el de la Tierra y una atmósfera densa. RT