UFO/OVNIS,Ciencia, Historia, Enigmas, Misterios, Noticias,Conspiraciones, NWO, Un viaje al otro lado, un viaje a lo desconocido. UN VIAJE A OTROS MUNDOS, OTRAS DIMENSIONES

Translate

¿Una Divinidad Marina junto a las Representaciones de Barcos en las Cuevas de Altamira?


Del libro: ¿LA ESCRITURA NACIÓ EN OCCIDENTE? Marcelino Sanz de Sautuola y la Cueva de Altamira. Ensayo sobre la Escritura Lineal Paleolítica. Las primeras escrituras lineales fonográficas de la historia, halladas en cuevas y artefactos paleolíticos de España, Portugal y Francia, de Georgeos Díaz-Montexano, 2014.


Fig. 34. Dibujo del conjunto naviforme con «barcos de madera cosida y/o cuero» de la galería Cola de Caballo, Altamira. Ligeramente corregido del original de Émile Cartailhac y Henri Breuil, 1902. De izquierda a derecha: «barcos de madera cosida y/o cuero» semejante a un umiak con la proa hacia debajo (ver Fig. 33). Le sigue un posible «barco de cuero» tipo coracle o curragh representado en vertical, pero de frente, de proa. Está girado 90º a la izquierda en la representación rupestre. Le sigue otro «barco de madera cosida y/o cuero» similar al umiak, representado en vertical, con la proa hacia debajo, y remo-timón junto a la popa. Se aprecian las dos costuras verticales centrales y algunos elementos decorativos; práctica común en determinadas comunidades indígenas nordatlánticas, especialmente en barcos de guerra o de expedición. Una embarcación representada desde abajo (o desde arriba) con seis remos por ambos lados. Indicativo de una tripulación de seis a doce cazadores/pescadores. Otro «barco de madera cosida y/o cuero», quizá del tipo coracle o curragh, al parecer representado casi desde abajo. Y por último, otro «barco de madera cosida y/o cuero» que podría ser de gran tamaño, lo que se deduce no solo por la comparación con los demás, sino por la numerosa cantidad de divisiones, indicativo de un mayor esqueleto o armazón y/o del uso de una mayor cantidad de maderas y pieles cosidas. Se aprecia uno de los dos posibles remo-timón junto a la popa. A su lado se representó otro barco, pero visto desde abajo, o desde arriba, con siete remos por cada lado, y dos remo-timón, junto a la popa, a la izquierda del mismo. Nótese que la parte más aguda, o sea, la proa, se halla a la derecha. Todo es perfectamente coherente con estructuras de tipo «naviforme» y los elementos más característicos o notables de una embarcación de madera cosida o cuero, propulsada por remos. El último símbolo a la derecha es un ser antropomorfo, representado en horizontal, quizá como si estuviera nadando. Probablemente algún tipo de divinidad o espíritu de las aguas. Debajo contiene signos de Escritura Lineal Paleolítica (ELPA), que como veremos más adelante podrían arrojar luz sobre la naturaleza de este enigmático ser y la mismas representaciones de los «naviformes» que lo acompañan.


En el capítulo sobre la navegación en el paleolítico y los barcos representados en la Cueva El Castillo y en Altamira ya se anunciaba que hablaríamos de una sugerente inscripciones ELPA que se halla escrita justo por debajo de una figura que ha sido representada como un mero «escutiforme» o «escudo con flecos o apéndices», cuando parece a todas luces un ser antropomorfo o humanoide, que simplemente fue representado en horizontal, muy probablemente para indicar con ello que está nadando o que es un ser acuático. El mismo fue representado justo en el comienzo de la escena de los grandes barcos de «madera cosida y/o cuero» parecidos a los barcos de cuero del tipo curragh o coracle, aunque al menos dos se asemejan al tipo umiak con divisiones internas y cuerno en proa (Figs. 33, 34 y 43).

El ser antropomorfo o humanoide ha sido dibujado en todos los calcos que he conocido de modo inexacto, siempre adulterado para que parezca más una especie de escudo rectangular con flecos o apéndices. Muy probablemente tales adulteraciones hayan sido realizadas de modo inconsciente por el peso o lastre metal que constituye estar sujetos durante tantos años a tales clasificaciones morfológicas simplistas, como en este caso, de «escutiformes», o sea, con «forma de escudo». En la figura 85 puede verse una foto reciente con buena resolución y en la figura 84 un calco bastante fidedigno que el autor ha realizado digitalmente sobre la misma foto. En el mismo calco se ha incluido la correspondiente identificación de los signos ELPA que fueron escritos debajo y encima de «El Ser». La inscripción parece sinistrorsa, por lo que se leería D@-G@N@W@. En el Boreano hallamos la voz TVKV101(DUKU) con el significado de ‘agua’ (‘estanque’, ‘charca’, ‘balsa’) que evolucionó hacia el Proto-Sino-Caucasiando, *dVgV,102 ‘pantano’, ‘estanque’. De modo que D@-G@, podría significar ‘agua’. El silabograma N@, simplemente sería un afijo formativo para un nombre propio, o bien el demostrativo Boreano, NU,103‘este’ (Eurasiático: *nV, Sino-Caucasiano: *nV).104En este caso, la propuesta del autor es que D@-G@-N@, si se trata de un nombre (que quizás se pronunciaría algo semejante a DaGuN), sería el nombre de «El Ser» representado en horizontal, como si estuviera nadando. Una especie de divinidad medio humana medio animal marino con cabeza en forma de tridente (¿Antecedente del mítico tritón?), o simplemente un espíritu protector de las aguas; por ende de los navegantes, y por ello las embarcaciones representadas junto al mismo. La otra opción, considerando N@como demostrativo, sería entonces: D@-G@N@, (DaGu Nu) «Este es Dagu» o «Éste es (el ser del) Agua».

Le sigue un signo ELPA, algo separado de los anteriores, que el autor identifica -como primera hipótesis- con el signo ELA y LíbicoBereber-Canario con valor W. En el ELPA seguramente sería un silabograma, por tanto W más una vocal, o sea, W@. El autor lo identifica con el Boreano, WV105(WU), ‘Nosotros’ (nuestro), ‘yo’ (Eurasiático: *wV, Proto-Sino-Caucasian: *wV).106Así, la lectura de la secuencia completa podría ser: D@-G@N@ W@, (DaGu Nu Wu), «Éste es nuestro (dios del) Agua», «Éste es nuestro (dios de) Agua», o bien, «Nuestro (dios) es Dagun». Debe considerarse que la secuencia D@-G@-N@, bien podría ser simplemente el nombre propio del enigmático «Ser», y que el nombre mismo se habría formado de las voces boreanas: TUKU (*DUGU), ‘agua’, ‘estanque’, ‘pantano’, y NU, ‘este’. Por tanto, el nombre escrito en ELPA: D@-G@-N@, quizá pronunciado Dagunu o Dagun, vendría a significar: «Éste es el (ser) de las aguas» (y de los estanques, pantanos, etc.).

Finalmente, si los últimos signos fueran tres líneas en ves de dos (apenas se advierte un tercer trazo, que sería el primero de derecha a izquierda), entonces se correspondería con el signo ELPA H@, que evolucionaría hacia el consonántico ELA y Líbico-Bereber-Canario, H, que en los sistemas norafricanos también se alternaba con el valor de A. En la Cola de Caballo de la Cueva de Altamira, podría corresponderse con el Boreano HV,107‘ser’, ‘este’, ‘ese’. De modo que la secuencia se podría leer entonces como D@-G@N@H@, (DaGu-Nu Hu), «Éste es (el dios) Agua», o bien, «Éste es (el dios) Dagun».

La anterior hipótesis interpretativa se reforzaría con el signo dibujado encima con forma de onda sinuosa o signo ondulado, generalmente clasificado como «serpentiforme» y que bien podría ser un logograma o jeroglífico de «agua» (o mar), que los egipcios y otros antiguos pueblos usaron con el mismo significado acuático. En Boreano, JVMV108 (j pronunciada como Y o I), da nombre al ‘mar’ y al ‘agua’ en general. En Euroasiático es *jamV. En Proto-Sino-Caucasiano (por vía etimológica diferente), *jär wī s ignifica ‘agua’, ‘mar’, y en Esquimo-Aleutiano es *ima.109 Tal jeroglífico paleolítico de ‘agua’ y ‘mar’, JUMU o IUMU, podría explicar que el signo hubiera evolucionado dentro de la misma población paleolítica hasta el silabograma ELPA con valor fonético IU/YU o IA/YU, y después terminaría dando origen al valor consonántico Y/I en el sistema lineal ELA y en los que descendieron de este, o sea, en los sistemas líbicoBereber-Canarios (Fig. 86).

Se considera que Dagón es un nombre semítico que derivaría de la raíz semíticadag, que significa, “pez pequeño”, hipótesis que parece algo absurda para el nombre de un dios que siempre fue representado como un gran hombre-pez. En la antigüedad, Dagón fue considerado como un dios filisteo del mar. Y se cree que sería el mismo Dagan ugarítico (en realidad un dios de los cereales), mientras que ha sido relacionado con la divinidad marina Tritón de la mitología clásica. Aquí, en Altamira, vemos un extraño «Ser» humanoide con cabeza en forma de tridente, que podría haber dado origen al mito de Tritón y al mismo tridente de Poseidón, y junto al mismo «Ser» un nombre escrito en signos ELPA como D@-G@-N@, que bien podría haber sonado, aproximadamente, como Dagun o Dagan. ¿No parecen ya demasiadas coincidencias fortuitas? De nuevo, si no fuese todo esto más que un conjunto de meras coincidencias fortuitas, estaríamos ante el antecedente paleolítico del dios Dagón, de Trintón, y hasta del mismo Poseidón. Y hablando de Poseidón, el autor sospecha que en Altamira y en muchas otras cuevas paleolíticas de la cornisa Astur-Cántabro-Aquitana, se practicaba un culto o adoración a un «Ser», «Gran Espíritu» o «Divinidad», que bien podría ser este mismo Dagan o Dagun, cuyos animales simbólicos y tributarios eran el caballo y el bisonte, justo como miles de años después observamos en el culto a Poseidón.

Fuente: blogs ideal


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...